La Huerta

Con idea de crear una explotación agro-ganadera integral, UNA GRANJA, y como apuesta por una alimentación sana y variada, decidimos cultivar una huerta en la dehesa.

Sin contar con una tierra de vega, que sería lo ideal, elegimos las parcelas cercanas a la charca principal de la finca para cultivar en ecológico nuestras hortalizas. Utilizamos las zonas bajas para la huerta de verano y las zonas altas para la huerta de invierno.

Preparamos una superficie de cuatro hectáreas para:
– Rotar los cultivos para minimizar las plagas y no castigar el suelo.
– Permitir descansos a la tierra.

Para mejorar el suelo de cara al verano preparamos un abono en verde con la siembra de una mezcla de avena y veza en proporción 70-30% y garantizamos la fertilidad y salud del suelo. La avena nos aporta materia orgánica y la veza nos aporta nitrógeno, ambos beneficiosos para aportar calidad y ahuecamiento a nuestras tierras ya que son un poco arcillosas, teniéndolas así preparadas para el periodo estival.

En nuestra huerta cultivamos hortaliza al ritmo de las estaciones. Desde el principio las hortalizas de temporada se convirtieron en las protagonistas principales de nuestras cestas. Con ello se intenta obtener el máximo rendimiento al cultivo con menos esfuerzo.

La suscripción de cestas de hortalizas del Milagro ha sido una de las grandes protagonistas desde el inicio del desarrollo.

En nuestra huerta ecológica no se utiliza ningún compuesto químico de síntesis, ya sea fertilizante, pesticida o herbicida por lo que las malas hierbas que aparecen en el huerto se retiran a mano o con mula mecánica.

Las zonas altas reservadas para el invierno las abonamos con nuestro estiércol, que compostamos directamente en la finca, consiguiendo así, productos de calidad sin añadir nada artificial.

Todos los insumos que utilizamos para curar las hortalizas son totalmente naturales y ecológicos, como por ejemplo extracto de ortiga, que lo usamos para controlar plagas y también como abono foliar, ya que aporta nitrógeno a la planta.

En la huerta, utilizamos fécula de patata biodegradable como sustitutivo del plástico como manto protector del cultivo. Se coloca antes de plantar nuestras hortalizas como anti-hierba produciéndose una descomposición natural al levantar la plantación.

Imagen en primer plano de la fécula de patata que actúa como protector del cultivo evitando uso de plásticos. Al fondo el invernadero.

El resto de cosecha una vez se ha finalizado la época de recolección también se aporta al suelo para conseguir materia orgánica.
Hay que tener en cuenta que cualquier aporte de nitrógeno al suelo tiene que ser totalmente natural, ya que por normativa de ecológico no se puede realizar de otra manera.
Para dar apoyo a la huerta se instaló un invernadero. En Dehesa el Milagro tenemos un invernadero inteligente que se autorregula solo, abriendo sus ventanas y techo para permanecer siempre a la temperatura indicada. Lo utilizamos con algunos productos para adelantar su ciclo un mes.
Por seguridad y variedad en la oferta de productos hemos ido creando una relación con otros productores en ecológico.

Nuestros frutales forman entrecalles con praderas en las que viven los pollos y capones.

Los Frutales

+INFO